Blogger Widgets

🚨ENTRADA DESTACADA🚨

ÚLTIMA HORA: Aprobado el anteproyecto de Ley de Medidas de Eficiencia Procesal del Servicio Público de Justicia

Por Yolanda Muñoz Pérez  (@yolandamunozperezz);  especialista en Mediación y directora de contenidos de #DiarioDelMediador. Esta semana nos ...

viernes, 9 de abril de 2021

4 claves para el ÉXITO en Mediación


Por Yolanda Muñoz Pérez (@yolandamunozperezz); especialista en Mediación y directora de contenidos de #DiarioDelMediador.

¿Eres un mediador/a novel? 

Uno de los temores más habituales de muchos profesionales al iniciarse en el mundo de la Mediación, es no poder controlar aquellos elementos que puedan influir en el éxito del proceso, sobre todo desde una perspectiva práctica. Como en casi todas las cosas importantes en la vida, es en los primeros momentos en los que debemos tener más cuidado sobre "cómo hacer", tener claro cuándo es mejor momento para iniciar la mediación, saber que tipo/perfil de profesional mediador/a se ajustará mejor al tipo de caso a tratar, tener toda la información necesaria para poder afrontar el conflicto de una manera correcta y adecuada, o ser conscientes que en ocasiones no todo es blanco o negro, sino que hay una amplia gama de grises que requerirán de cierta flexibilidad para poder lograr una acuerdo común. Estas son algunas de las cuestiones que no debemos perder de vista.

Desde #DiarioDelMediador, hemos creído interesante hablar de estos 4 elementos, claves o recomendaciones que debemos tener en cuenta en esos primeros momentos de una Mediación, y que son aplicables prácticamente a cualquier ámbito.

1. Escoger el tiempo correcto para mediar: ¿Cuándo es el mejor momento para mediar? A nuestro parecer, es recomendable que la mediación tenga lugar AL INICIO DEL CONFLICTO Y ANTES DE ADENTRARSE EN EL PROCEDIMIENTO JUDICIAL, celebre es la frase de "es mejor un mal acuerdo que un buen juicio". 

La mayor ventaja de la "mediación temprana" es que las partes están "frescas" ya que no han gastado una cantidad significativa de tiempo, de energía emocional o de gastos económicos y/o legales en tratar de resolver el conflicto. 

2. Seleccionar el mediador adecuado: ¿Qué perfil de mediador/a necesito? Al uso, se suele hablar que podemos encontrar 3 clases de mediadores/as en función de cómo enfoquen el procedimiento de mediación, y de qué "importancia" le otorguen a lograr una solución al problema. 
  • El mediador facilitador centrará todas sus energías en trabajar junto a las partes y en ayudarles a alcanzar una solución mutuamente aceptable. Él llevará todo el peso del proceso, preguntando e indagando, y las partes estarán a cargo de lograr alcanzar un resultado satisfactorio. Una especie de director en el proceso, no hace recomendaciones a las partes, no da su propio consejo u opinión sobre el resultado del caso, ni predice lo que haría un tribunal en el caso. Quiere asegurarse de que las partes lleguen a acuerdos basados ​​en la información y el entendimiento.
  • El mediador de transformativo se centrará en potenciar a las partes, es decir, les trasladará todo el peso del proceso, trabajando conjuntamente en cambiar la relación entre estas para lograr un fin. Dentro del modelo Transformativo en Mediación, por el que el acuerdo final es importante, pero la piedra angular son los individuos y su relación. El famoso concepto de empoderamiento o “empowerment”, por el que el mediador/a logra proporcionar a los implicados herramientas para su crecimiento personal, y el conflicto será una oportunidad para avanzar, y el acuerdo será una consecuencia del cambio habido en la relación entre las partes, y no un fin en sí mismo.
Estos dos tipos de mediadores, a menudo son conocidos como "mensajeros", pues son las partes quienes tienen el control del proceso. Sin embargo, son protocolos de trabajo que requieren demasiado tiempo, pueden ser agotadores, y a menudo no dan lugar a una solución del problema.

  • El mediador evaluador, trabajará de distinta manera, ya que se centrará en señalar y trabajar las debilidades del caso con las partes realizando recomendaciones formales para poder predecir lo que probablemente haría un juez. Los mediadores evaluativos deben tener un amplio conocimiento de los derechos legales, ya que para su manera de hacer, estos tienen prioridad sobre necesidades e intereses. Él ayudará a las partes (y a los abogados si es el caso) a evaluar su posición legal y los costos frente a los beneficios de buscar una resolución judicial en lugar de conformarse con una mediación. En este caso, el mediado/a sí influye directamente en el resultado de la mediación. 
Si la mediación es con partes y abogados, se recomienda nombrar un mediador con amplio conocimiento jurídico y con un enfoque evaluativo, por eso la mayoría de los mediadores evaluativos son abogados/as.
Este tipo de mediaciones suelen alcanzar mayor éxito en casos de difícil solución, sin embargo, no permite a las partes que controlen tanto el proceso como el resultado.

3. Conocimiento del caso: ¿Qué sabemos del caso? Es habitual que en ocasiones una de las partes (o sus abogados si es el caso) lleguen a la mediación con poco conocimiento sobre el tema, eso es un gran error. Es de suma importancia conocer los hechos concretos, el problema jurídico y las posibles consecuencias legales del mismo. Por ello, son tan importantes las sesiones iniciales para recabar el máximo de información.

4. Ser flexible en la mediación: ¿En algún momento debo ceder? La respuesta es sencilla: PROBLABLEMENTE Las partes deben ser consientes que la mediación es un proceso complejo, que en ocasiones requiere cambiar o modificar nuestras posiciones iniciales, por lo que ser FLEXIBLES EN NUESTRAS OFERTAS Y OPCIONES de solución va intrínseco en ello.


Generalmente cuando iniciamos una mediación, las personas implicadas se encuentran en el modo "TENGO QUE GANAR", que en lenguaje mediador significa  "hasta aquí es hasta donde estoy dispuesto/a a llegar, ceder, dar y/o tomar para resolver el conflicto”, es decir, un fracaso total de la mediación. Por ello, es importante ayudarles a cambiar el chip, la mediación no es ganar o perder, mediación es resolver. Acudir al proceso con expectativas razonables, con la mente abierta, con actitud flexible, es la clave, pues están en la sala para oír, ver y aprender. 

----------------------------------------------------------------


No olvides mencionar a #DiariodelMediador si compartes esta información.

----------------------------------------------------------------
Yolanda Muñoz Pérez 
Directora de Contenidos, Redactora y Social Media en Diario del Mediador.
Coordinadora Servicio de Tutorías y Contenidos en Campus Online Universitario CEDECO.
Directora de diferentes Cursos Online Universitarios de Especialización con CEDECO y la Universidad Europea Miguel de Cervantes.
Especialista en Formación Online y Plataformas Elearning.
Licenciada en Psicología por la UAB
----------------------------------------------------------------


No hay comentarios:

Publicar un comentario