Blogger Widgets

miércoles, 25 de abril de 2018

Custodia compartida y Mediación


Una vez rota la unidad familiar, tras una separación o un divorcio, se presentan grandes dudas sobre como establecer la crianza de los hijos. La corresponsabilidad parental en la crianza de los niños ha ido en aumento en los últimos años, aunque su implantación es desigual. Sin embargo, desde el punto de vista de garantizar el mayor beneficio para los menores, la custodia compartida se presenta como la mejor opción cuando los padres se separan. 

Hasta aquí parece sencillo, pero en muchas ocasiones una separación puede dejar en segundo nivel a un conflicto bélico en toda regla, y no se anteponen los intereses de los menores siempre, por ese motivo beneficiarnos del uso de estrategias que nos permitan alcanzar un acuerdo parece lo más inteligente, y como no, hablamos de la Mediación.
2005 se introduce la custodia compartida en el Código Civil, en ese momento, sólo el 2% de las familias se acogen a esta opción. 
2016 el porcentaje de familias que se decantan por la custodia compartida aumenta al 28,3%.
Desde entonces su implantación en España ha sido bastante desigual, desde el 40% de Cataluña al 8% de Extremadura, sin embargo sus ventajas parecen claras, especialmente los beneficios psicológicos que supone a nivel emocional, en las relaciones parentales y mayor capacidad de aceptación y adaptación que experimentan los menores.

La mediación aparece como el instrumento idóneo para que la corresponsabilidad parental puedan hacerse efectiva. Una custodia compartida aceptada por los progenitores, diseñada adecuadamente y gratificante para los hijos menores vendría a ser el final natural de una ruptura familiar bien gestionada por los propios interesados con la ayuda del mediador.

Para ampliar os compartimos un artículo muy interesante de la Fundación ATYME sobre la Custodia compartida y Mediación








viernes, 13 de abril de 2018

Burgos: un ejemplo del éxito de la Mediación intrajudicial


La mediación intrajudicial está tomando cada día más, mayor importancia en nuestra sociedad. Al ser un recurso que los Juzgados ponen a disposición de las partes da la oportunidad de proporcionar una vía alternativa.

En este proceso, el juez propone a las partes a una sesión informativa de mediación, con la finalidad de que las mismas accedan voluntariamente a emplear esta vía.

En la mediación, las partes son las encargadas junto con la ayuda de los mediadores, a llegar a acuerdos y responsabilizarse de la resolución del conflicto.

La mediación intrajudicial ayuda a conseguir acuerdos comprensivos y satisfactorios para todos, restableciendo la comunicación entre los implicado, normalizando las relaciones y llevando a cabo, separaciones responsables.

El pasado 6 de abril 2018, el autor Gabriel de la Iglesia, publicó un post haciéndose eco de los resultados del sistema mediación intrajudicial en Burgos.

El sistema se puso en marcha en el mes de enero, y hasta la fecha se había tramitado 27 procedimientos de los cuales uno, ya está resuelto. 

Gracias a la implicación y trabajo en equipo tanto por los diferentes agentes sociales y jurídicos, junto con los fondos económicos que el propio Ayuntamiento de Burgos destina a esta causa, es posible ofrecer gratuitamente el servicio de mediación a todas aquellas personas que estén interesadas en esta vía.

La toma de conciencia por parte de la sociedad en esta herramienta, mejorará tanto la calidad de las relaciones entre las personas como la justicia. Ejemplos como los datos citados de Burgos, nos invitan a reflexionar sobre el verdadero sentido y la mejora en nuestras vidas. No debemos pasar por alto, la implicación por parte del Consistorio para que sus ciudadanos puedas recurrir a este proceso sin coste alguno, derivando casos a la mediación.