Blogger Widgets

miércoles, 8 de abril de 2020

Cultura de la Paz

Desde 𝐃𝐢𝐚𝐫𝐢𝐨 𝐝𝐞𝐥 𝐌𝐞𝐝𝐢𝐚𝐝𝐨𝐫 promovemos siempre la 𝐂𝐮𝐥𝐭𝐮𝐫𝐚 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐏𝐚𝐳 𝐲 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐑𝐞𝐬𝐨𝐥𝐮𝐜𝐢ó𝐧 𝐝𝐞 𝐂𝐨𝐧𝐟𝐥𝐢𝐜𝐭𝐨𝐬 𝐚 𝐭𝐫𝐚𝐯é𝐬 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐌𝐞𝐝𝐢𝐚𝐜𝐢ó𝐧. Por esto, siempre nos alegramos de imágenes tan impresionantes como esta, 𝐝𝐨𝐧𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐧𝐜𝐨𝐫𝐝𝐢𝐚 𝐲 𝐥𝐚 𝐮𝐧𝐢ó𝐧 𝐬𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐨𝐧𝐞𝐧 𝐬𝐨𝐛𝐫𝐞 𝐜𝐮𝐚𝐥𝐪𝐮𝐢𝐞𝐫 𝐭𝐢𝐩𝐨 𝐝𝐞 𝐝𝐢𝐬𝐜𝐫𝐞𝐩𝐚𝐧𝐜𝐢𝐚, en un momento tan crítico como el que estamos viviendo actualmente a nivel mundial, nuestro aplauso más sincero👏

#quédateencasa






viernes, 3 de abril de 2020

Comunicación en MEDIACIÓN: la Teoría de las 4 Orejas


Desde #DiariodelMediador rescatamos una de las entradas de mayor éxito de 2019, en la cual nuestra directora de contenidos para Diario del Mediador, Yolanda Muñoz Pérez (@yolandamunozperezz), nos hablaba de la importancia de establecer una buena  comunicación libre de malentendidos e interpretaciones subjetivas que pueden llevarnos a una situación conflictiva, es decir, de saber distinguir entre qué decimos y qué escuchamos.

No está de más, en la época de confinamiento que nos ha tocado vivir, prestar más atención a la manera que tenemos de expresarnos o de comunicarnos con nuestros seres queridos, y así poder evitar posibles roces y/o discusiones, que tan difíciles son de gestionar cuando nuestro campo de acción se ha visto limitado a las 4 paredes que conforman nuestro hogar.

------------------------------------------------------------
------------------------------------------------------------

Discutir.verbo transitivo/verbo intransitivo
1.Examinar y tratar entre [varias personas] un asunto o un tema proponiendo argumentos o razonamientos para explicarlo, solucionarlo o llegar a un acuerdo acerca de él.
2.Defender [dos o más personas] opiniones o intereses opuestos en una conversación o un diálogo.
Desde #DiariodelMediador sabemos que en un proceso de Mediación la clave está en lograr una buena comunicación entre las partes enfrentadas, casi siempre enturbiada por los problemas de entendimiento que surgen de la manera que tenemos las personas a la hora de interpretar un mensaje, es decir, entre qué decimos y qué escuchamos.

La comunicación es una vía necesaria para llegar al entendimiento entre dos o más partes enfrentadas, entre aquellas personas que tienen puntos de vista diferentes y opiniones contrarias sobre una misma cuestión. Sin embargo, en ocasiones el conflicto puede surgir de algo más simple, de una "distorsión del mensaje", ya que cuando gritamos a otra persona o le recriminamos algo, no tiene que ser por defensa de una postura antagónica ante la vida, sino por un simple malentendido.

Dentro de las múltiples teorías y enfoques que podemos encontrar a la hora de explicar los complejos procesos de la comunicación interpersonal, es quizás la Teoría de las 4 orejas de Friedemann Schulz von Thun (1981) la que nos parece más sencilla para entender como funciona. Dicho enfoque establece que en todo mensaje existen cuatro componentes diferentes que aportan información respecto al mensaje, o podríamos decirlo de otro modo, cuatro significados distintos en función de la oreja que actúe.


Podemos entender la comunicación a partir de 4 partes, u orejas en este caso:
  1. Oreja del CONTENIDO (Hechos), se entiende por el mensaje literal, a la información exacta que contiene un mensaje.
  2. Oreja de LLAMAMIENTO (Apelación), entiende la parte que deseamos transmitir con el mensaje, cómo tiene que actuar la persona que recibe el mensaje, como una demanda para este.
  3. Oreja de AUTOEXPRESIÓN (Automanifestación), aporta información sobre la persona que emite el mensaje: intereses, motivaciones, deseos o necesidades. 
  4. Oreja de RELACIÓN, atiende al tipo de relación personal entre el emisor y receptor. Desde un plano superior, igual o inferior.
Os proponemos varios ejemplos para clarificar como funciona la Teoría de las 4 Orejas:


Es habitual que el origen de un conflicto (familiar, empresa, escolar...) se encuentre en que una de las partes enfrentadas se centra en los hechos y por contra la otra en lo relacional, lo que da lugar a malos entendidos y tensiones.


A partir de este momento seguro que antes de hablar le prestaremos más atención a nuestras "orejas".

No olvidéis mencionar a #DiariodelMediador si compartís estas infografías.

viernes, 27 de marzo de 2020