Blogger Widgets

jueves, 5 de diciembre de 2019

El ÉXITO de la Mediación... ¿siempre?


Por Yolanda Muñoz Pérez (@yolandamunozperezz); especialista en Mediación y directora de contenidos de #DiarioDelMediador.

Desde el año 2011, #DiarioDelMediador ha trabajado por y para la difusión y el impulso de la Mediación en nuestro país, ya que creemos firmemente en la efectividad de este método alternativo de resolución de conflictos. Dicho esto, respecto a la Mediación, también nos hemos preguntado en múltiples ocasiones... ¿siempre resuelve el conflicto? 

Podemos caer en la idea errónea de que un proceso de mediación siempre terminará con un acuerdo, con la resolución del conflicto y todo el mundo contento, pero desgraciadamente, no es así.

El 70% de los procesos de Mediación termina sin acuerdo, así a voz de pronto un poco catastrófico, pero si le damos la vuelta tenemos que un 30% de los conflictos se resuelve por la Mediación, mejor así ¿verdad?

¿Acaso la Mediación es una herramienta inútil? ¿Está nuestro país preparado para ella? ¿Será que no somos capaces de entender en qué consiste la Mediación? ¿Sabemos los usuarios qué nos puede aportar?


Ante todo, que no cunda el pánico, la Mediación es efectiva y funciona, quizás el punto clave sea el desconocimiento o la falta de hábito del público en general. Ahí entran en juego los mediadores, que no sólo deben ser buenos profesionales en su rama (abogado, psicólogo, médico, educador...) sino que deben contar con una formación completa que les capacite para trabajar con los conflictos en todas y cada una de sus dimensiones e implicaciones, y así garantizar, en la medida de lo posible, el éxito del proceso.


Es un método de resolución de conflictos más humano, más rápido y más barato, pero nadie dijo que fuera fácil, requiere un trabajo y una implicación que si no se trabajan adecuadamente, el proceso puede desencadenar en un cierre sin acuerdo. Sin embargo, una mediación bien gestionada que se resuelva con un acuerdo consensuado, es doblemente positiva, no sólo resolvemos el problema que nos llevó a participar, sino que nos genera gran satisfacción por un trabajo bien hecho.

Apostar por la mediación no sólo es inteligente, por todos los beneficios que conlleva, sino que a la larga puede resultar gratamente beneficiario para todos, pues aprender a resolver los conflictos que se presentan a lo largo de nuestra vida desde el punto de vista de la Mediación, ofrece posibilidades de cambio a nivel personal que dudosamente se generarían con un auto judicial.


Un error al valorar el éxito de la mediación es equipararla a la vía judicial, es decir, cuantificar su valía en éxitos o fracasos, debemos mediar sin medir. La mediación encuentra su valor en el modo en el que la calidad de vida y relaciones de las partes implicadas mejoran, aún sin alcanzar un acuerdo total o parcial, es beneficiosa. Las partes pueden controlar en todo momento el proceso y el diseño de acuerdos conforme a su interés, se aborda el problema tal y como las partes lo viven. No se viene a pelear o a imponer, sino satisfacer el interés de cada uno. Quizás nos falta cierta cultura de mediación, para entender esta simple idea. 

!Estoy convencida que lo lograremos!


2 comentarios:

  1. Yo estoy terminando mi curso de Mediación y estoy muy convencida de que es, buena aunque no sé alcance un acuerdo... Pq un procedimiento judicial solo es positivo si lo ganas y a veces ni eso pq de que sirve que te den la razón tres, años después de demandar?.... Tengo que decir que seré una mediadora convencida

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada desconocida, en primer lugar gracias por participar en el blog. Es muy importante que los mediadores/as estén convencidos de las múltiples ventajas que tiene la mediación, no sólo en ahorro de tiempo y dinero, sino en TODO lo que aporta a las partes enfrentadas a la hora de CONSENSUAR una solución. Mucho ánimo en esta nueva aventura!

      Eliminar