Blogger Widgets

jueves, 14 de diciembre de 2017

Caja de herramientas del Mediador I: ESPACIO

Por Yolanda Muñoz

Con esta entrada inauguramos una nueva sección del blog: la Caja de herramientas del Mediador.

Del mismo modo que un mecánico sabe cuando emplear un bruñidor de cilindros o un compresor de aros de pintones para resolver los problemas que puede presentar un motor, el mediador tiene a su disposición diferentes técnicas e instrumentos que se pueden emplear antes, durante y después del proceso de mediación para que este avance y se llegue a un final satisfactorio. A nuestro entender, un mediador tiene que montar su caja de herramientas, incluir aquellas con las que más cómodo se siente, las que mejor domina, las que puede poner en marcha sin problemas.

El espacio en Mediación


¿El espacio? ¿la sala es una herramienta? Sí y no, aunque pueda parecer algo secundario o sin importancia, los detalles a tener en cuenta a la hora de establecer un espacio físico donde desarrollar la mediación son extremadamente importantes.

Algunos de los elementos más importantes a la hora de establecer el espacio de Mediación:
  • Que sea un lugar neutral. Habitualmente es el despacho o sede del mediador, garantizar que las partes se encuentren en una situación de igualdad, que ninguno sienta que va a “jugar en el campo contrario”. Ante un conflicto de ámbito laboral, es recomendable elegir la sede de alguna administración laboral dedicada a estas funciones o bien la de la propia empresa.
  • La ubicación será en una ciudad accesible a los medios de transporte público, o que cuente con plazas de aparcamiento disponibles para favorecer el desplazamiento de las partes.
  • Garantizar el confort para favorecer el correcto desarrollo del proceso y facilite siempre el diálogo y la comunicación de las partes.
  • La temperatura ni demasiado alta ni baja, sino sólo conseguiremos que las partes, incluido el mediador, estén pensando únicamente en marcharse.
  • Una acústica correcta es muy importante, especialmente en reuniones en las que exista una representación numerosa por alguna de las partes.
  • La ventilación de la sala debe ser correcta, un ambiente cargado es desagradable.
  • La iluminación ha de ser equilibrada, para no poner en desventaja a ninguna de las partes, evitar zonas oscuras.
  • Las sillas que tengamos una para todo el mundo, que sean cómodas e iguales, así nadie estará más alto que otro.
  • La mesa se sitúa en el centro con las sillas alrededor, presidida por el mediador y que este se encuentre a igual distancia de las partes. La mesa puede ser circula, cuadrada, ovalada,...
  • Extras:
  1. Algo de decoración puede ayudar a crear un clima más agradable: plantas, cuadros, diplomas, etc.
  2. Algún refrigerio puede favorecer momentos de pausa: café, té, botellas de  agua mineral, etc.
  3. Algunos materiales que favorezcan el proceso: Rotafolio (vigilar ubicación en el espacio), rotuladores de colores, formularios de mediación, ordenador, impresora, etc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario