Blogger Widgets

jueves, 23 de mayo de 2019

Comunicación en MEDIACIÓN: la Teoría de las 4 Orejas


Yolanda Muñoz Pérez (@yolandamunozperezz) para Diario del Mediador

Discutir.verbo transitivo/verbo intransitivo
1.Examinar y tratar entre [varias personas] un asunto o un tema proponiendo argumentos o razonamientos para explicarlo, solucionarlo o llegar a un acuerdo acerca de él.
2.Defender [dos o más personas] opiniones o intereses opuestos en una conversación o un diálogo.
Desde #DiariodelMediador sabemos que en un proceso de Mediación la clave está en lograr una buena comunicación entre las partes enfrentadas, casi siempre enturbiada por los problemas de entendimiento que surgen de la manera que tenemos las personas a la hora de interpretar un mensaje, es decir, entre qué decimos y qué escuchamos.

La comunicación es una vía necesaria para llegar al entendimiento entre dos o más partes enfrentadas, entre aquellas personas que tienen puntos de vista diferentes y opiniones contrarias sobre una misma cuestión. Sin embargo, en ocasiones el conflicto puede surgir de algo más simple, de una "distorsión del mensaje", ya que cuando gritamos a otra persona o le recriminamos algo, no tiene que ser por defensa de una postura antagónica ante la vida, sino por un simple malentendido.

Dentro de las múltiples teorías y enfoques que podemos encontrar a la hora de explicar los complejos procesos de la comunicación interpersonal, es quizás la Teoría de las 4 orejas de Friedemann Schulz von Thun (1981) la que nos parece más sencilla para entender como funciona. Dicho enfoque establece que en todo mensaje existen cuatro componentes diferentes que aportan información respecto al mensaje, o podríamos decirlo de otro modo, cuatro significados distintos en función de la oreja que actúe.


Podemos entender la comunicación a partir de 4 partes, u orejas en este caso:
  1. Oreja del CONTENIDO (Hechos), se entiende por el mensaje literal, a la información exacta que contiene un mensaje.
  2. Oreja de LLAMAMIENTO (Apelación), entiende la parte que deseamos transmitir con el mensaje, cómo tiene que actuar la persona que recibe el mensaje, como una demanda para este.
  3. Oreja de AUTOEXPRESIÓN (Automanifestación), aporta información sobre la persona que emite el mensaje: intereses, motivaciones, deseos o necesidades. 
  4. Oreja de RELACIÓN, atiende al tipo de relación personal entre el emisor y receptor. Desde un plano superior, igual o inferior.
Os proponemos varios ejemplos para clarificar como funciona la Teoría de las 4 Orejas:


Es habitual que el origen de un conflicto (familiar, empresa, escolar...) se encuentre en que una de las partes enfrentadas se centra en los hechos y por contra la otra en lo relacional, lo que da lugar a malos entendidos y tensiones.


A partir de este momento seguro que antes de hablar le prestaremos más atención a nuestras "orejas".

No olvidéis mencionar a #DiariodelMediador si compartís estas infografías.


5 comentarios:

  1. totalmente de acuerdo...muchos problemas son fruto de que no nos escuchamos debidamente por tanto no captamos realmente el mensaje que nos quieren transmitir....de forma que contestamos sobre lo que creemos que nos dicen y ......ya empieza el problema

    francisca gonzález florido

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Francisca, gracias por su opinión. Ciertamente la COMUNICACIÓN es la piedra angular de las relaciones, especialmente importante en situaciones de conflicto, donde miramos con lupa todo lo que dice o hace nuestro "adversario". Un saludo

      Eliminar
  2. No conocía esta teoría. Ciertamente es muy gráfica para ayudar a entender y poder reconducir y evitar los malentendidos. Gracias por la aportación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes Ana, gracias por su opinión.Lo buenos de algo tan "nuevo" como la mediación es que puede nutrirse de herramientas y teorías de multitud de campos. Un saludo

      Eliminar
  3. Hace mucho tiempo que sé que en la conversación hay que estar pendiente de lo que decimos y pendiente de lo que nos entienden. Porque tendemos a pensar que se nos entiende tal y como queremos comunicar... y eso no ocurre siempre.
    La teoría de las cuatro orejas es la explicación teorica de aquello a lo que yo no le había puesto nombre,... pero sé que ocurría.

    ResponderEliminar